Cuando la verdad golpea tu puerta

LA SALUD AL FINAL DE LA LISTA

instituto_malbran_crop1584540713844.jpg_1327411322Hoy los periodistas, y divulgadores se acaban de dar cuenta lo poco que se les paga a médicos, y científicos; y del pésimo estado de los centros públicos de salud.

La mayoría de los hospitales, dan pena. Los públicos, claro está, porque algunos privados son un orgullo, claro que sí, pero son caros y no todos pueden costearlos.

Y allí, en medio de los deteriorados muros de la medicina estatal tendremos muchos de nosotros una oportunidad de vida.

Pagamos ciento de millones a futbolistas, deportistas glamorosos, artistas de fama, y personajes marketineros, es lógico, nos divierten; y a los prestigiosos y concienzudamente formados profesionales  del Malbrán, que ahora es custodio de nuestra salud y de nuestra vida, les damos algunos mendrugos…muy poco, y algunos deben hacer guardias para llegar a fin de mes.

Así como lo lees así es.

Parece un delirio de una noche de verano, pero no lo es.

Los aplaudimos hoy porque estamos asustados y a partir del fin de la epidemia me imagino que todo volverá a su triste lugar; al mísero olvido, y a mi decepción.

el Malbrán da pena; la institución que es responsable de nuestra salud da pena amigos míos.

Periodistas que tanto se ocupan del glamour: bienvenidos a la realidad.

El glamour es solo una píldora hueca que hoy no sirve, y hoy no sanará a nadie.

El menospreciado Coronavirus nos está dando una bofetada de realidad.

Albricias patria mía, hemos descubierto la verdad.