LOS MISERABLES

LOS MISERABLES

imagesCuando la leí la novela «Los Miserables», de Víctor Hugo, (Que tal vez, perdón don Víctor, debió haberse llamado Los Humillados) inspirada en los relatos del cruel Eugene-François Vidocq, vuelto funcionario policial después de su arrepentimiento, y en la famosa revuelta de 1832, y que preveía ya la Comuna de París; pensé que nada peor que eso le podría suceder a una ciudad desmoralizada, a un país hambreado, a un país en sombras.

Pero sin embargo pude algo peor siempre suceder: cuando las crisis sobrevienen, y se pierden las reglas; la moral, la ética la verdad se desdibujan y todo puede ser posible, el catastrófico vacío aparece, y el final del pozo del Dante se comienza a divisar.

Tal vez necesitemos otro policía como el Inspector Javert o quizás otros ángeles como Gabriel y Daniel destruyendo la moderna Sodoma.

Cuando el mal está en el poder y la ciudadanía no lo detiene, el mal está en ciudadanía… y el apocalipsis bíblico aparece.