Ser Libre, democrático y republicano.


Por qué Argentina es una República?Desde sus orígenes en las sábánas africanas, el ser humano fue libre, y por un largo periodo de tiempo.

Fue sometido con el devenir de los tiempos por tribus primordiales, obligado a ser guerrero en hordas salvajes como Atila, o Gengis Khan; o por Hititas, Fenicios, egipcios, Griegos, Romanos, Cartagineses. Traficado como esclavo en la época de la conquista, torturado por religiones fundamentalistas, quemado en la inquisición, sometido al vasallaje a mano de reyes, duques con condes en la etapa medieval, o explotado por el capitalismo salvaje en la era de la revolución industrial.

Con sacrificio y sostenidas luchas, sangrientas muchas de ellas, el hombre pudo ir ganando porciones de libertad hasta que las revoluciones inglesa, americana, francesa, latinoamericanas, africanas, del sudeste asiático, etc.… definieran a la nueva etapa con nuevos atributos como libertad, igualdad o fraternidad, y con ello llega la democracia y su consecuencia inmediata, la república.

Los paises con ansia de libertad, bregaron por el mismo sistema.

Hubo intentos de retroceso y vuelta atrás mediante distintas formas de totalitarismo y destrucción de la libertad como el Nazismo, el Fascismo italiano, o las distintas formas del marxismo, como el comunismo soviético y todas sus derivaciones, el trotskismo, el maoísmo, el comunismo cubano, el fundamentalismo terrorista y otras formas de sometimiento.

La libertad es esencial al ser humano como lo es el aire que respiramos.

La libertad debió ser complementada con el estado de derecho; porque la libertad de cada uno debía terminar en donde es el comienzo de la libertad de los semejantes, y así nació la justicia.

Para que la democracia, el estado de derecho y justicia puedan sobrevivir, la única estructura fundamental para ordenar una nación es la republica; parlamentaria o presidencialista, que en síntesis es la fragmentación de los poderes para que nadie sea el poseedor de la totalidad de ellos.

Los poderes fragmentados o divididos en ejecutivo, legislativo y judicial son la esencia de la república, el sostén de la democracia y la defensa de la libertad; si alguien suma los poderes nuevamente, volveremos al pasado: Calígula, Nerón, Cómodo, Luis XIV, Iván el Terrible, Atila, Stalin, Papa Doc. Duvalier y sus TomTom Macoutes, Fulgencio Batista, tomados a modo de ejemplo.

Con libertad, democracia y republica hay desarrollo, porque en libertad se puede progresar; en cambio sin libertad es imposible cualquier intento de éxito personal, desarrollo social o progreso nacional. Solo ganan los burócratas, los corruptos y los totalitarios.

Me declaro un hombre libre, demócrata y republicano; y nada ni nadie quitara esa idea de mi cabeza, y deseo que mis conciudadanos hagan lo mismo, ante la amenaza de las autocracias recalcitrantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − dos =