La tiranía, la violencia y la ignorancia

Jamás en la historia, un dirigente violento o una sociedad distópica tuvieron una larga vida, si no que por el contrario terminaron estas siendo transformadas o destruidas y sus tiranos, finalmente víctimas de sus propias víctimas, torturados o asesinados.

330px-Vlad_Tepes_002Sobre la amenaza de la formación de sociedades crueles guiadas por sanguinarios tiranos se escribieron ríos de tinta. Estas advertencias también fueron hechas claramente en Un Mundo Feliz de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 de Ray Bradbury o 1984 de George Orwell, y sus predicciones se fueron cumpliendo de alguna u otra manera.

Desde la formación de los estados nacionales, en el siglo XVII: (El Estado nación surge, históricamente, mediante el tratado de Westfalia, al final de la guerra de los Treinta Años (1648). Mediante este tratado se acaba con el antiguo orden feudal y se da paso a organizaciones territoriales definidas en torno a un gobierno que reconoce sus límites y su poder) se fue dando progresivamente la formación del estado moderno, republicano, monárquico o parlamentario. La organización gubernamental con la división de poderes da una forma diferente de equilibrio funcional.

Los pueblos dieron un salto cuali y cuantitativo en materia de desarrollo a partir de ese momento.

Está claro ademas que los paises que más rápidamente se han desarrollado en el planeta, son aquellos que tienen sus sociedades unidas bajo un destino común, y en libertad, sin conflictos o con conflictos razonables adecuados a su estado democrático.

En la historia contemporánea, las transformaciones totalitarias mediante ideologías absolutistas o fundamentalismo religioso llevaron al fracaso de las naciones comprometidas, deteniendo su desarrollo y empobreciendo a su sociedad.

Caso excepcional es el de china que evoluciona a tasas gigantescas bajo un sistema mixto de gobierno dictatorial y con leyes de mercado, pero será motivo de otro análisis.

Hoy por hoy, hay intentos permanentes de asalto al poder por grupos facciosos, que llegan con engaños por vía democrática y luego pretenden mantenerse empleando sus tácticas más antiguas de permanencia, como lo son la modificaciones de las leyes fundamentales, la fragmentación y la ignorancia, dividiendo a la sociedad, apoderándose de las riquezas del país, y empobreciéndolo, como cualquier sistema parasitario.

La tiranía y la autocracia necesita de grupos políticos con ese basamento político en su filosofía y la conducción de un líder carismático, que debe imponerse mediante metodologías alejadas de las leyes y las constituciones, recurriendo a todas las formas de violencia si fuera necesario; y además de un pueblo con muy bajo nivel cultural, fácil de ser engañado.

En la historia de la humanidad la violencia para poder tomar el poder o ejercerlo ha sido frecuente en la edad media y también a partir del siglo XX, condición que ha generado las guerras más devastadoras de todos los tiempos.

La más importante enseñanza que deja la moraleja es que no ha habido un líder violento que no terminara sus días de manera también violenta. Sin duda la siembra de encono e irracionalidad mueve también a la misma senda a opositores y enemigos, razón por la cual la mayor energía de su comunidad se derrocha en ataque y defensas; hasta que el conflicto se resuelve de modo irracional y todo vuelve a repetirse como en la teoría del eterno retorno.

Calígula, Nerón, Atila, Vlad el Empalador, Alejandro Borgia (Papa), Maximilien Robespierre, Savonarola, Torquemada,  Iván el Terrible, Catalina de Rusia,  Benito Mussolini,  Adolf Hitler, Losif Stalin, Ismael Enver Pasha,  etc.. son algunos de los personajes mas violentos de la historia con final tan trágico como la violencia que desataron..

Huelga comentar como también los países violentos, iniciadores de guerras también recibieron su propia medicina de la manera mas catastrófica, y eso debe o debería al menos dejar una lección moral a todos los ciudadanos del mundo sobre lo que si debe hacerse para construir una sociedad feliz y que no.

Las historia es el único testigo que puede dar fe de los sucesos, la historia relata la verdad y de ella debemos aprender.

Los ‘bebés CRISPR’ todavía son demasiado riesgosos, dice un panel influyente

UN MÉTODO REVOLUCIONARIO QUE PODRÍA RESOLVER EL GRAVE PROBLEMA DE LAS ENFERMEDADES GENÉTICAS
TECNOLOGÍA CRISPER: Pero es todavía demasiado precoz para usarlas de manera convencional:
Publicado en SCIENCE: «Aunque las tecnologías de edición del genoma como CRISPR-Cas9 ofrecen una forma bastante precisa de editar el genoma, se ha demostrado que generan algunos cambios no deseados en los genes y pueden producir una variedad de resultados diferentes incluso entre las células del …

Ver más

The safety and efficacy of genome editing in human embryos hasn’t been proven, researchers warn.

Seguir leyendo «Los ‘bebés CRISPR’ todavía son demasiado riesgosos, dice un panel influyente»

Resultados positivos de una vacuna de espiga glicoproteinica contra el Coronavirus

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2026920?query=TOC

rSARS-CoV-2, desarrollada por Novavax y fabricada en Emergent Biosolutions, es una vacuna de nanopartículas recombinantes construida a partir de la glicoproteína espiga de tipo salvaje 

A los 35 días, NVX-CoV2373 pareció ser seguro y provocó respuestas inmunes que excedieron los niveles en el suero convaleciente de Covid-19. El adyuvante Matrix-M1 indujo respuestas de células T CD4 + que estaban sesgadas hacia un fenotipo Th1. (Financiado por Coalition for Epidemic Preparedness Innovations; número ClinicalTrials.gov, NCT04368988. se abre en una nueva pestaña).

La estrategia sobre el mosquito Aedes Aegypti que podría eliminar el dengue

UNA VERDADERA LUZ DE ESPERANZA FRENTE AL DENGUE Y OTRAS EPIDEMIAS: Mosquitos Aedes Aegypti infectados artificialmente con una bacteria denominada Wolbachia impidieron que el virus del Dengue, o Zika, los infecten disminuyendo significativamente la incidencia de infectados.
Un enorme trabajo que podría significar un cambio en la historia de estas epidemias.

https://www.nature.com/articles/d41586-020-02492-1

LA AGONÍA DE LA MENTIRA

Cuando renace la verdad

imagesDicen que, en las guerras, lo primero que muere es la verdad; disiento de tal afirmación, porque lo primero que veo en esta guerra morir es la mentira, y sus disfraces.

Es esta una guerra desigual contra un enemigo extraño y frio, silencioso e indiferente a la tragedia que provoca; y por la potencia del ataque, arranca todos los cartones pintados del escenario y la superficial banalidad.

Detrás, muy por detrás aparece la descascarada pared de la realidad, nuestros temores y el más perverso egoísmo.

El egoísmo de siempre aparece luciendo sus mejores atavíos, se nutre del temor y humilla para lograr el beneficio de sus 20 monedas, vendiendo su alma y su basura por cien lo que no vale ni dos.

Luego llega el minúsculo enemigo, que ataca nuestros débiles y olvidadas fortalezas, desnuda la verdad y la expone en su verdadera dimensión, a quien desee verla.

El virus solo desea vivir como cualquier animal, y en este caso su poder es su frágil infinitud expansiva e implacable. Como buen predador parasitario entra por la descuidada puerta trasera de nuestra humanidad y allí quiere darse el festín para sobrevivir. Probablemente sucumba en el intento, pero no todas las veces.

En la guerras, si pretendemos ganarlas, bien nos hemos de preparar con la mejor estrategia, las mejores armas y los mejores hombres. Ellos serán los que detengan al enemigo; pero en estas lides menos románticas, como esta colosal pandemia, nos sorprende avergonzados con nuestras tropas empobrecidas, menospreciadas y olvidadas.

downloadHoy nos damos cuenta de que hemos pagado fortunas por ver o escuchar lo banal e irrelevante, lo divertido, lo placentero; y hemos dejado en la miseria a quien se ocupa de lo esencial, de quienes nos cuidan o protegen de invisibles enemigos siempre al acecho.

Nuestros astros del deporte, nuestras estrellas del moderno vodevil, los fantásticos blogueros, los que hacen la política o la justicia, lo mejor pagados hoy no pueden ayudarnos; han huido a preservarse, son inútiles ante la tragedia

Los olvidados, los peor pagados, los que nos cuidan, los que nos protegen, no los encumbrados, los de las trincheras, los anónimos, los que en realidad mueren en la primera línea de combate en una guardia, o en la ambulancia, o en la calle, esos que hoy nos cuidan a esos no los hemos cuidado nunca

La mentira está muriendo, oíd mortales el nuevo grito sagrado…la mentira está agonizando.

VER PARA CREER

Plantilla prado «Si no veo en sus manos la huella de los clavos y pongo el dedo en los agujeros de los clavos y si no meto la mano en su costado, no creeré»

La duda esta relatada en el evangelio de San Juan (Jn. 20:24) y en este caso sirve para la reflexión a todos, creyentes y no creyentes.

En medio de la pandemia, hay gente que viola las normas, vulnera los controles, y disemina la ponzoña.

¿Porque la gente aparentemente culta y considerada inteligente -en apariencia- desprecia la posibilidad de contraer o propagar una enfermedad como la que produce el COVID – 19 o Coronavirus?

Profesionales destacados, artistas, gente del espectáculo, deportistas, políticos, etc: conforman una larga lista de violadores.

No hago ahora un juicio de valor; solo tengo una pregunta.

¡¿PORQUE?!

La respuesta verdadera estaría dentro del área de la psicología, La antropología cultural o la sociología; pero yo voy a intentar una respuesta diferente, a modo de ensayo personal.

Quizás no cree en él microorganismo porque no lo ve, y su religión es esa: «ver para creer». No cree en lo que le cuentan sobre el daño en otras regiones, no cree en las noticias ni en los informe de la OMS, no cree en lo comentarios televisivos; no cree en sus amigos; o estima que es un ser cuya racionalidad le permite arribar a mejores conclusiones.

Quizás piense que el virus es una creación humana o del sistema (he leído bastante sobre eso), para ejercer algún tipo de daño, o dominio, o estafa, y que en realidad no es demasiado dañino.

Es verdad que las publicaciones iniciales aún de medios internacionales serios indicaban de la baja agresividad del microorganismo; también yo así lo creí.

Pero de igual modo me atrinchere según las recomendaciones oficiales, para no contagiarme , no contagiar o simplemente para no ser un irresponsable propagador.

La cuestión es que el virus existe, es agresivo, y me temo, pese a los escépticos, que su evidencia será innegable cuando infecte a un ser querido, o cuando la catástrofe sea inevitable.

Entonces: ¿Que herida deberá hurgar para aceptar el drama? ¿llorará como Santo Tomás arrepentido y dirá “Señor y Dios mío”?

Si no cree, ¿Por qué al menos no respeta a los que si creen?; ¿Por qué no acata más allá de su escepticismo el mandato de la autoridad? ¿Por qué se empeña en dañar?

El tiempo, como siempre, le mostrará la realidad con su peor cara.

Cuando la verdad golpea tu puerta

LA SALUD AL FINAL DE LA LISTA

instituto_malbran_crop1584540713844.jpg_1327411322Hoy los periodistas, y divulgadores se acaban de dar cuenta lo poco que se les paga a médicos, y científicos; y del pésimo estado de los centros públicos de salud.

La mayoría de los hospitales, dan pena. Los públicos, claro está, porque algunos privados son un orgullo, claro que sí, pero son caros y no todos pueden costearlos.

Y allí, en medio de los deteriorados muros de la medicina estatal tendremos muchos de nosotros una oportunidad de vida.

Pagamos ciento de millones a futbolistas, deportistas glamorosos, artistas de fama, y personajes marketineros, es lógico, nos divierten; y a los prestigiosos y concienzudamente formados profesionales  del Malbrán, que ahora es custodio de nuestra salud y de nuestra vida, les damos algunos mendrugos…muy poco, y algunos deben hacer guardias para llegar a fin de mes.

Así como lo lees así es.

Parece un delirio de una noche de verano, pero no lo es.

Los aplaudimos hoy porque estamos asustados y a partir del fin de la epidemia me imagino que todo volverá a su triste lugar; al mísero olvido, y a mi decepción.

el Malbrán da pena; la institución que es responsable de nuestra salud da pena amigos míos.

Periodistas que tanto se ocupan del glamour: bienvenidos a la realidad.

El glamour es solo una píldora hueca que hoy no sirve, y hoy no sanará a nadie.

El menospreciado Coronavirus nos está dando una bofetada de realidad.

Albricias patria mía, hemos descubierto la verdad.

Coronavirus, la lucha y el después

“Esto es lo que se aprende en medio de las plagas, que hay en los hombres más cosas dignas de admiración que de desprecio”. (Reflexión casi al final del Dr. Bernard Rieux en el último capitulo de LA PESTE de Albert Camus.)

4x5 originalLa epidemia va a retroceder, si… en algún momento. El temor va a ceder, y luego quedará el inmenso dolor por los fallecidos, la angustia por las consecuencias socioeconómicas, las anécdotas y las historias… y tu propio balance.

Y no solo será un recuerdo.

Pero ahora debemos tratar de construir muy bien eso que después será una historia; ser dignos para no avergonzarnos en el después inevitable.

La masa crítica de los mejores ciudadanos será la que derrote al flagelo de la invasión del enemigo invisible y silencioso, y si para nuestra alegría esa masa crítica es la gran mayoría, la victoria está asegurada.

Algunos luchan desde cualquiera de sus puestos sin ceder un palmo de terreno, aún a costa de sus vidas; otros colaboran y alientan al buen desempeño con honradez y sensatez, otros simplemente obedecen con dignidad; y otros se aprovechan, se autoprotegen, buscan recodos, rapiñan beneficios y son solamente eso, nada más que ellos mismos en su disparatada soledad.

Después; siempre hay un después: recordaremos: a los unos y a los otros

Recuerdo Malvinas, como olvidarlo; es tan parecido; también estaban los unos y los otros y también hubo un después.

Deberíamos pensar en cómo querríamos ser recordados

Sucede en las guerras donde hay héroes y villanos, y esta es una guerra.